Diario El Este

Inicio De Interés Rincón cultural

Rincón cultural

por Damián Muñiz

Luego de tantos años de crecidas y resurgimientos filosóficos, para el siglo II a.C. la corriente del eclecticismo había invadido la antigua Grecia.

Ese movimiento filosófico no era más que una mezcla de varias ideas de los pensadores anteriores, epicureísmo, escepticismo, estoicismo y demás.

Paso más de medio siglo hasta que, en el año 354 d.C. en el norte de África nació San Agustín de Hipona.

Su madre Santa Mónica, intento inculcarlo en el cristianismo pero se terminó haciendo maniqueista. Viajo a Roma y luego de hacerse profesor de oratoria en Milán, se interesó en el Neoplatonismo.

El Obispo San Ambrosio le hizo conocer las obras de Pablo de Tarso y termino convirtiéndose al cristianismo.

San Agustín de Hipona, rechazo la idea maniqueista de la lucha del bien contra el mal; diciendo que el mal existe por ausencia de bien.

Creía que los humanos somos seres racionales, para ellos, Dios nos dio el libre albedrio.

En el año 395 de nuestra era, regalo todos sus bienes y volvió al norte de África, se hizo obispo de Hipona y luego de los vándalos de Genserico saquearan la ciudad, murió enfermo.

En su mezcla de filosofía y religión en la que decía “creer para ver, ver para creer”, San Agustin dejo varias citas memorables.

“Ora como si todo dependiera de Dios, trabaja como si todo dependiera de ti”.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas

Escucha "VOCES" con Oscar González Oro en EL ESTE