Diario El Este

Inicio Turismo RIVIERA NAYARIT, REFUGIO DEL ECOTURISMO

RIVIERA NAYARIT, REFUGIO DEL ECOTURISMO

por Marcela Fittipaldi

El Tesoro del Pacífico invita a conectarse con la naturaleza a través de muchas actividades terrestres, marinas y de vida silvestre

Riviera Nayarit, hogar de cientos de exuberantes bosques, cascadas impresionantes y colorida vida marina, es sin duda un lugar extraordinario para conectarse con la naturaleza. Su cautivador tramo de costa de 322 kilómetros en la frontera occidental de México es el destino del año para unas vacaciones ecológicas inolvidables. Estas actividades imperdibles y llenas de conexión con la naturaleza incluyen:

Cascadas Mágicas: Rodeada de una densa vegetación, la cascada Salto del Cora está ubicada a menos de una hora de San Blas en el pequeño pueblo de Tecuitata. El pueblo es conocido por sus empresas ecológicas, la observación de aves y el microclima ideal para el café, las frutas y los árboles endémicos cultivados orgánicamente. Aquí, los visitantes pueden chapotear en las aguas mientras admiran las maravillas naturales que los rodean. La caminata a la cascada ofrece vistas continuas de las cadenas montañosas, exuberante vegetación y se puede oír el canto de los pájaros a lo largo de los senderos. Actividades como salto de acantilados, kayak, canotaje y rappel, ofrecen una forma divertida de conectarse con el hermoso entorno de la región. Otra cascada espectacular para explorar es El Salto de Jumatán, la cascada más grande de Nayarit con agua que cae desde más de 360 pies de altura. Aquí, se anima a los visitantes a participar en uno de los recorridos que se ofrecen para vivir la mayor parte de la flora y fauna exótica de la zona.

Surf Impecable: Considerado uno de los mejores lugares en México para surfistas de todos los niveles, los largos tramos de playa y olas de surf de Riviera Nayarit brindan numerosos lugares para practicar este deporte. Las olas tranquilas para principiantes y niveles intermedios se encuentran principalmente en lugares como El Anclote, Punta Burros, Sayulita y Veneros. Los surfistas con más experiencia disfrutarán de las olas más grandes a lo largo de las playas de Santa Cruz de Miramar, Las Islitas y Bahía de Matanchén. Los surfistas con más experiencia pueden esperar la apertura en agosto del resort Dreams Bahía Mita Surf & Spa, que ofrece un extenso programa de surf a pocos pasos de la mejor ubicación de surf de la región. Para aquellos que quieren dar un paso más allá, Riviera Nayarit también ofrece un buceo espectacular en lugares como las Islas Marieta, El Morro, Los Anegados, Isla Isabel e Islas Marías.

Experiencias Especiales de Conservación y Vida Silvestre: Un destino ideal para los amantes de los animales, Riviera Nayarit ofrece muchas oportunidades para observar e interactuar con la vasta vida silvestre de la zona. Los visitantes pueden participar en los programas especiales de tortugas durante los meses de verano cuando las tortugas llegan a las costas para anidar. Estos programas protegen los procesos de captura, eclosión y liberación final de las tortugas. Los visitantes interesados en participar en estos esfuerzos pueden hacerlo a través de hoteles locales como Grand Velas Riviera Nayarit y Four Seasons Punta Mita, que ofrecen ceremonias de liberación para las crías de tortuga, una actividad maravillosa para familias. Para aquellos que adoran la observación de ballenas y aves, Riviera Nayarit se sentirá como un paraíso, ya que es el hogar de cientos de ballenas y más de 250 especies de aves. Los visitantes pueden participar en actividades de observación de aves en varias áreas como San Blas, Tecuitata, Singayta e Isla Isabel, todas con ecosistemas únicos rodeados de selvas tropicales, playas, montañas y manglares. Algunas aves únicas para observar durante el verano son el martín pescador con cinturón, tordos bronceados, ninfas de madera mexicanas, semilleros de cuello blanco, entre muchos otros. En el invierno, los viajeros pueden nadar con tiburones ballena o ver a cientos de ballenas reunirse a lo largo de los estuarios entre Platanitos y la playa El Sesteo. Con mucha comida en los ríos para atraer a los gentiles gigantes, se anima a los visitantes a sumergirse para ver a las ballenas de cerca mientras nadan pacíficamente a lo largo de las costas.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas

Escucha "VOCES" con Oscar González Oro en EL ESTE