Diario El Este

Inicio Internacional Saif al-Islam, hijo Gadafi, fue rechazado para presentarse a las elecciones presidenciales en Libia.

Saif al-Islam, hijo Gadafi, fue rechazado para presentarse a las elecciones presidenciales en Libia.

por Damián Muñiz

Desde que la Comisión Electoral libia anunció la apertura del plazo de registro para las próximas elecciones, varios candidatos se han presentado su candidatura; 98 en total, de los cuales 24 fueron rechazados, entre los que se encuentra el hijo del dictador libio Muamar Gadafi.

Precisamente, desde la caída del régimen de Gadafi y su asesinato en el año 2011, el país africano no ha podido encontrar la estabilidad que debería de haber conseguido luego de su regreso a la democracia. El poder político y militar ha sido dividido en varias facciones y esto ha sumergido a Libia en la corrupción y en la inseguridad, tal como ha pasado con Siria desde la “primavera árabe”,

El próximo 24 de diciembre se celebran las elecciones legislativas en el país y aunque varios candidatos ya han sido rechazados, aún queda una larga lista de personas que ansían el poder.

El motivo principal para que la Corte Electoral haya propuesto su rechazo, es que, Saif al Islam, fue acusado por la Corte Penal Internacional en el 2014 por «crímenes contra la humanidad»,

Es que luego del asesinato de Muamar Gadafi a manos de milicianos libios proestadounidenses, Saif, fue detenido en Sirte, cerca de la frontera con Argelia en compañía de tres hombres armados; según la información disponible, el hijo de Muamar Gadafi fue denunciado por uno de sus hombres.

A pesar del pedido del Fiscal de la CPI, Luis Moreno Ocampo de que el juicio sea celebrado fuera de Libia teniendo garantías internacionales de un juicio justo, el primer ministro Abdel Rahim Al-Kib anunció que Libia no entregaría a Saif al-Islam Gadafi a la CPI, al tiempo que prometió la celebración de un juicio regular “de acuerdo con los criterios internacionales”.

Saïf estaba retenido por una brigada, en Zintan por lo cual no estuvo presente físicamente durante el proceso, la prensa se mantuvo a un lado y la abogada no pudo acceder al expediente de su cliente o entrar en la sala del tribunal.​ El 28 de julio de 2015, mientras aún se encontraba detenido en Zenten, dado que la milicia que lo retuvo se negaba a entregarlo a las autoridades, fue condenado a muerte en rebeldía junto con otros ocho presos.

El 6 de julio de 2016, se benefició de una amnistía del “gobierno de Tobruk” y los abogados de Saif al-Islam Gaddafi anunciaron la liberación de su cliente. Esto se produce como parte de un intento de «reconciliación nacional» entre ex-Gadafistas y ex-revolucionarios, mientras Libia sigue sumida en el caos.

Saif al-Islam, de 49 años y que llevaba años en paradero desconocido, a fines de julio, había dicho en una entrevista con el diario The New York Times que no descartaba regresar a la política.

Las elecciones serán la culminación de un laborioso proceso político auspiciado por la ONU y se espera que pongan fin a una década de caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi.

Entre los candidatos figuran el hombre fuerte del este de Libia, el mariscal Jalifa Hafter, el exministro del Interior, Fathi Bachagha y el primer ministro interino, Abdelhamid Dbeibah.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas