Diario El Este

Sensaciones con el diario del viernes…

Pasó lo que tanto esperábamos, ese partido que a todos nos tenía en vela y por el cual la ansiedad nos ganó a 3 millones por un instante, porque creo que ustedes sintieron esas ganas de gritarle al juez ¡arráncalo ya!, al igual que yo. 

Es aquí donde quiero poner el primero de los puntos, ya con la cabeza fría y con el diario del viernes. Si usted estaba nervioso o nerviosa, con un mate en el living de su casa mirándolo a través de la pantalla, imagínese los jugadores en el mismísimo estadio, con las pulsaciones a 2000 por segundo y la responsabilidad del primer partido ¡Una locura! Por eso, pienso dos veces mis opiniones. 

Sin dudas que todos tuvimos esa sensación de que precisábamos cambios antes, de que De Arrascaeta era una fija en el segundo tiempo, pero elijo quedarme con lo que vi y no con lo que pudo haber pasado. Por eso, me quedo con Godín, con ese cierre de Valverde, con la entrega (pese a algunos errores de José María Giménez, con los intentos de Darwin Nuñez y con esa ilusión y sensación en la panza que nuevamente me hizo sentir la Selección. 

En esta instancia, no me resta más que agradecer el volver a sentir un Mundial con Uruguay en la cancha, el haber salido ayer en el entretiempo a comprar un aperitivo, y volver a ver el pueblo quieto y las calles vacías, pero cada casa llena de ilusión. Esto recién empieza, yo sigo alentando y creyendo ¡Vamos Uruguay!

Deja un comentario