Diario El Este

Servicio Secreto de Inteligencia del Reino Unido descubrió las operaciones de una agente china en el Parlamento británico

La Cámara de los Comunes informó que una abogada llamada Christine Lee había estado trabajando en el palacio legislativo con el objetivo de “socavar los procesos” e interferir en favor del Partido Comunista Chino.

El Servicio Secreto de Inteligencia (interior) del Reino Unido, MI5, ha alertado de que una agente que opera para el régimen de China ha estado trabajando en el Parlamento británico con el objetivo de “socavar los procesos” que allí se dirimen, informó este jueves el presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle.

Hoyle mandó una carta a los diputados para advertirles de que una mujer llamada Christine Lee había estado “involucrada en actividades de interferencia política en favor del Partido Comunista Chino, interactuando aquí con miembros del Parlamento”. No hay políticos sospechosos de cometer algún delito.

En la misiva remitida, Hoyle, a quien previamente había contactado el MI5, apunta que la supuesta agente china había estado vinculada con el ya desmembrado grupo parlamentario multipartito chino, “Chinos en Gran Bretaña”.

Lee es una abogada cuyo bufete tiene oficinas en Beijing, Hong Kong y Guangzhou, así como en Londres, y es ex asesora legal principal de la embajada china en Londres y asesora legal de la Oficina de Asuntos de China en el Extranjero.

Ha donado 200.000 libras esterlinas (US$ 270 mil) a Barry Gardiner, ex ministro de Tony Blair y aliado de ex líder laboritsta Jeremy Corbyn. Gardiner en 2007 se convirtió en presidente de su organización, llamada Proyecto Chino-Británico.

Daniel Wilkes, el hijo de la abogada, trabajaba en la oficina de Gardiner hasta el día de hoy, cuando renunció tras la revelación. Lee también ha donado cientos de miles de libras más a otros miembros del Partido Laborista, según informes de los medios británicos.

Lee también donó 5.000 libras esterlinas a los demócratas liberales en 2005 y tiene vínculos con los conservadores, con una buena relación en especial con David Cameron cuando éste era primer ministro.

En enero de 2019, recibió un premio de manos de la entonces primera ministra conservadora Theresa May, en reconocimiento a su contribución a las buenas relaciones con China.

“Entiendo que al presidente de la Cámara le ha contactado el MI5 y ahora está alertando a los parlamentarios de que ha habido un agente del Gobierno chino activo en el Parlamento, trabajando como un miembro del Parlamento, obviamente a fin de socavar los procesos que se acometen aquí”, dijo en una sesión parlamentaria el diputado conservador Iain Duncan Smith.

El diputado tory consideró que “este es un asunto de gran preocupación”.

“¿Esto llevará ahora a reformar seriamente el procedimiento de acreditaciones a la Cámara de los Comunes, ya que claramente es demasiado laxo, con lo que estas personas pueden acceder, bien en grupos parlamentarios multipartitos o como individuos?”, se preguntó el que fuera líder de los conservadores.

Este político recordó además que él mismo había hecho “mucho” para ayudar a ciudadanos chinos nacidos en Hong Kong a huir del régimen comunista y que, con la supuesta interferencia de la agente, algunos de los nombres y datos personales de esos ciudadanos huidos podrían haber quedado expuestos, con el consiguiente “riesgo” para sus vidas y las de sus familias.

Por su parte, Barry Gardiner dijo que había estado en contacto con el MI5 “durante varios años sobre Christine Lee y siempre supieron, y yo les informé plenamente, de su compromiso con mi oficina y las donaciones que hizo para financiar investigadores en mi oficina en el pasado”.

También informó que el hijo de Lee renunció del trabajo en su oficina “Los Servicios de Seguridad me han informado que no tienen inteligencia que demuestre que él estaba al tanto o era cómplice de la actividad ilegal de su madre”, dijo.

El ex ministro de defensa conservador Tobias Ellwood dijo a la cámara: “Este es el tipo de interferencia de zona gris que ahora anticipamos y esperamos de China”.

“Pero el hecho de que le haya sucedido a este Parlamento, debe haber un sentido de urgencia por parte de este Gobierno”.

También pidió que se hiciera una declaración del gobierno el jueves para permitir a los parlamentarios comprender el impacto de las acciones y la respuesta prevista.