Diario El Este

Inicio Opinión SINTONIZANDO EXPERIENCIAS

SINTONIZANDO EXPERIENCIAS

por Damián Muñiz

Escribe: Clr. Pablo N. Bincovich

Counselor y Docente ECP

¿Qué silencie mi mente? Años de evolución para obtener esta naturaleza de pensamientos, y un señor todo palosanteado que da clases de Yoga en countries me dice que apague la mente. No lo entiendo. Mi mano se levantó, no puedo callar cuando algo no me cierra, y menos cuando un ladri vestido de blanco juega y especula con las difíciles búsquedas personales de la gente. Antes que me dé la palabra, yo ya me había parado y arrancado con mi verborragia. La mente va hacia donde los pies no pueden llegar. Con la mente tenemos el poder de proyectarnos. Cuando decimos, ok… voy a meditar. Nos acostamos o sentamos, y nuestro cuerpo está en ese espacio físico, pero la mente se va a ir. La mente es un niño con déficit atencional, (¿o ese era yo?). El punto es que se genera una distancia, cuerpo-mente, casi infranqueable. Entonces, ahí ya hay algo por resolver. Ante un problema, esa distancia se nos hace figura, va a tener un poder de atracción para nuestra mente… gigante. Pero ante una ventaja lo disfrutamos, nos dejamos llevar. Volar. Es como con el tránsito… si estamos en él, acelerando, desacelerando, escuchando a las bocinas, las viejas que se cruzan por donde les pinta, esa es la experiencia. Ahora supongamos que estamos en el SUM de un edificio alto. Mirando las estrellas. Y hacia abajo… infinidad de luces de colores, dibujando la silueta de las calles. Hermoso ¿no? Es el mismo tráfico, pero la experiencia es otra. ¿En que varía? La distancia. Cuando estás adentro del tráfico es una experiencia. Desde el piso cincuenta, tomando una Corona y comiendo nachos; mirando hacia abajo… ni siquiera se oyen las bocinas, se ven hermosas las luces. Dependiendo de la experiencia, la distancia nos genera placer o rechazo, entonces la mente no sería el problema. Pero no nos detengamos en la meditación, para eso ya tendremos tiempo. Centrémonos en la experiencia. ¿Qué es la experiencia? Para hablar de esto necesitamos traer algunos términos como: organismo, consciencia con sin s en el medio, recuerdo, memoria… y ¿por qué? Porque la experiencia es “todo lo que sucede dentro del organismo en cualquier momento, y que está potencialmente disponible para la conciencia.” Incluyendo los hechos de los que somos conscientes, como de los que no. ¿Cómo es esto? Existe lo que se llama el modelo de procesamiento de la información de la memoria. Veámoslo con el ejemplo de la persona está padeciendo el tráfico. Venís en tu auto escuchando música, mientras tanto en tu entorno suceden cosas todo el tiempo. De repente aparece un estímulo externo “bocina”, para que la escuchemos va a producirse un registro sensorial, es decir, nuestro aparato auditivo va a recibir una señal sonora y si esto supera lo que se denomina el umbral absoluto de percepción, lo vamos escuchar, osea, le prestamos atención. Si no supera dicho umbral, pasa al olvido sin siquiera registrarlo. O sea, escuchamos o no la bocina. Pero tampoco sería gran cosa, casi todo el tiempo suenan a nuestro alrededor, de hecho si prestas atención ahora, posiblemente a lo lejos haya alguna sonando de la que no te habías percatado. Pero, si en el ejemplo, escuchamos la bocina, eso nos distrae y chocamos, todo ese suceso va a quedar grabado en nosotros como un recuerdo. Porque fue distinto a todo el resto de las veces que escuchamos una bocina. Y acá aparece la memoria, que es la capacidad para recordar las cosas que experimentamos, imaginamos o aprendimos. Ahora si en el auto éramos dos personas, ¿los dos tuvimos la misma experiencia? No… porque el mismo estímulo es interpretado como una realidad diferente para cada persona que lo experimenta y la razón es que cada uno no limita la recolección de su experiencia a la simple percepción de lo que pasa, sino que agrega una parte de sus propios conceptos, de su construcción personal. Si la experiencia dejó un mal recuerdo a una de las personas, será recordada como una mala experiencia, y al contrario buena experiencia si la otra persona registra una sensación positiva. Con todas nuestras experiencias sucede lo mismo, aunque a veces podemos no ser conscientes de que hay emociones, por ende sentimientos, ligadas a dichas experiencias. Si por ej. nos da miedo comenzar una nueva relación, irme de viaje a un lugar particular o pasar por determinado lugar, siempre me pone triste una canción y no sé por qué, siempre reacciono mal ante determinada situación…. posiblemente hay una experiencia para resignificar y traer a la consciencia. Viví en sintonía con tus experiencias. Viví, sentí, escuchate… Si queres hacer algo, y alguna vez hiciste algo parecido y no tuviste una buena experiencia… no tiene por qué volver a ser igual. Consultalo en un interior, ¿qué es lo que te dice que eso va a estar mal? ¿Qué te pasa por dentro? ¿En qué te hace pensar? ¿Cómo estabas emocionalmente cuando pasaste por aquella situación? El gran secreto de la existencia no es algo que se aprende sino que se recuerda.

8 Comentarios

Anónimo 17 de noviembre de 2021 - 12:55

Poder abrirme a la experiencia, me dio la libertad de vivir mi día a día con mas espontaneidad, y vivir plenamente. Gracias Pablo por compartir tus palabras y tu experiencia.

Anónimo 17 de noviembre de 2021 - 09:07

Resignificar como el kintsukuroi de los japoneses. El gran aprendizaje de la vida, no podemos controlar lo q nos pasa, si como lo sentimos

Anónimo 16 de noviembre de 2021 - 23:32

Esta bueno!! Que las experiencias que no fueron buenas, no se conviertan en experiencias limitantes

Anónimo 16 de noviembre de 2021 - 22:56

Excelente. Gracias!!

Anónimo 16 de noviembre de 2021 - 21:06

Excelente!!

Anónimo 16 de noviembre de 2021 - 19:31

Muy bueno! Gracias

Anónimo 17 de noviembre de 2021 - 10:32

Mi querido,gracias gran aprendijage estoy orgulloza de vos ,tkm tu t lili

Anónimo 16 de noviembre de 2021 - 19:25

Mi experiencia es mi máxima autoridad! Que liberación me da poder hacerme responsable de mi SER, con todo lo que eso trae! Gracias por este artículo tan inspirador!

Los comentarios están cerrados.

Publicaciones relacionadas