Diario El Este

Tres errores de Repetto en su primer clásico que Nacional pagó carísimo – Diario El Este

Tres errores de Repetto en su primer clásico que Nacional pagó carísimo

Pablo Repetto tuvo, oficialmente, su debut clásico y, claramente, quedó en deuda. El entrenador tricolor falló en la conformación del XI inicial, quiso corregir sobre la marcha, pero le costó mucho torcer la dinámica del partido. ¿Cuáles fueron sus fallos más determinantes?

https://twitter.com/HernnBraga1/status/1498071849925857280?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1498071849925857280%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Fonefootball.com%2Fes%2Fnoticias%2Ftres-errores-de-repetto-en-su-primer-clasico-que-nacional-pago-carisimo-34646686

No aprender la lección de los clásicos de verano

Los partidos de enero ante Peñarol dejarn muy pocas lecciones rescatables. Quizá la única importante haya sido que Ignacio Laquintana podía ser desequilibrante. Peñarol tomó nota: jugó por ese lado todo el primer tiempo y desde ese sector llegó el penal de Almeida que terminó definiendo el partido. Repetto tuvo que corregir en el entretiempo, mandando a Cándido a la cancha.

Para ese entonces, Peñarol ya estaba con 10 y sus intentos eran más esporádicos, el partido se había roto y no es posible evaluar si Cándido desde el inicio hubiera solucionado el “problema Laquintana”. Lo que está claro es que un solo jugador le alcanzó al rival para generar desbalances defensivos que Nacional no supo contener, y eso va más allá de un asunto de nombres propios: apunta a una debilidad del sistema.

La insistencia con Alfonso Trezza como delantero titular

Una vez más, en un mal partido de Nacional, Trezza repiticó uno de los peores rendimientos del equipo. Enredado, impetuoso pero sin claridad, ya no se entiende cómo es posible que sea titular en el ataque tricolor, más allá de las ausencias obligadas de Ocampo, Alex Castro y Diego Zabala (quien terminó jugando algunos minutos el domingo).

Repetto lo sustituyó en el entretiempo, asumiendo el error de haberlo puesto desde el inicio. En su lugar entró Otormín, un jugador de buen pie que no terminó de acomodarse a un partido que a esa altura era caótico.

La titularidad de Manuel Monzeglio

El juvenil había tenido buenos minutos en partidos anteriores, pero no estaba claro que estuviese listo para afrontar su primer clásico oficial. La respuesta postera es que no lo estaba. El enganche jugó todo el partido a una intensidad dos o tres grados inferior al resto. No consiguió influir en la ofensiva del equipo y en muchas ocasiones, cuando la pelota le llegó, solo atinó a jugarla hacia atrás, sin filtrar ni un solo pase importante. Es una de las mejores promesas del Nacional actual, pero hay qu administrar mejor sus minutos, saber cuándo exponerlo y cuándo protegerlo. Otro fallo del DT.

Los bajos rendimientos de Trezza, Monzeglio y Santiago Ramírez terminaron aislando a Juan Ignacio Ramírez, condenado a debatirse inútilmente contra la pareja de zagueros de Peñarol. Mucho para corregir para Repetto, que perdió ante un rival que mostró una magra expresión futbolística.