Diario El Este

Inicio Noticias Un cambio en la órbita de la Luna provocará mayores mareas

Un cambio en la órbita de la Luna provocará mayores mareas

por Juan Carlos Posadas

Las mareas golpean duramente la línea de construcciones en Aguas Dulces, en Costa Azul pero también, como históricamente sucedió, inunda varios sectores del balneario Barra de Valizas. Si se convierte en realidad la advertencia de la NASA, el futuro de estos lugares es muy complejo. La NASA de los estados Unidos asegura que “los cambios en la órbita de la Luna podrían generar grandes inundaciones en el planeta en la próxima década. Para 2030, estima la organización, podría haber mareas más altas que impactarían las costas.”

Valizas tiene en su lugar más elevado, área cercana al destacamento policial, unos 90 centímetros por encima del nivel del mar. Algunas zonas están al nivel del mar o pocos centímetros por encima de ese nivel. Por ello cuando crece el mar es común ver varias zonas del balneario inundadas. Los datos sobre la altura del balneario en referencia al nivel del mar, son aportados por un estudio llevado adelante en la década del 90 por un conjunto de expertos universitarios uruguayos.

Luego de una importante canalización construida antes del 2.000, se da una evacuación más rápida de las aguas, pero no evita que se produzcan las inundaciones. Esto pasa actualmente. Si las transformaciones que asegura la NASA ocurren, van a provocar mayor nivel de mareas. Por lo tanto el futuro no aparece muy alentador.

Un descendiente del primer Veiga afincado en Valizas, cuando el lugar era un páramo habitado por nadie o muy pocos (1880), asegura que una medida casera pero muy ilustrativa, ubicaba una residencia de quien se había apostado más cerca del mar en determinada época, a unos 800 “pasos” del agua. Ese lugar hoy está a no más de 200, nos dice. Y está claro que para un lugar que es una planicie con muy pocos centímetros de altura sobre el nivel del mar, el crecimiento estimado por los científicos del nivel medio global del mar, tiene fuerte incidencia. Se estima que el mar ha crecido entre 10 a 12 centímetros en los últimos 100 años.

Pero también se ha trasformado otro componente muy importante. Le generación en forma periódica de ciclones extra-tropical o similares.

Ello está provocando que la interminable línea de construcciones sobre la costa en Aguas Dulces, reciba fuertísimo castigo cuando se producen las mareas. Los vecinos han construido defensa de esas viviendas con un murallón de piedras pero parece que con esto no alcanza y constantemente observamos como alguna tormenta termina derribando construcciones.

En el caso de Aguas Dulces la crecida del mar constatado en los últimos 100 años, la vemos en un hecho que se repite mucho.

En un día normal, sin tormentas, quedarse sin costa. Con el agua llegando a las casas.

“La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos registró al menos 600 inundaciones de este tipo solo en 2019. Pero, según la NASA, cuando ocurra la siguiente etapa de amplificación de la Luna, Estados Unidos estará en una década de aumentos dramáticos en el número de inundaciones en ciudades del Atlántico el Golfo de Estados Unidos”, dijo la agencia en una publicación del periódico Independent.

Todo hace indicar que por estos lares no estaremos ajenos a procesos similares.

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas

Escucha "VOCES" con Oscar González Oro en EL ESTE