Diario El Este

Inicio Deportes Uruguay por primera vez a un Mundial de Hockey, entre emoción, unidad y Fe. Así lo vivió Belén Barreiro

Uruguay por primera vez a un Mundial de Hockey, entre emoción, unidad y Fe. Así lo vivió Belén Barreiro

por Belen Silveira

Antes de comenzar a redactor esta nota quise buscar la definición exacta de “historia”, a lo que me apareció esto: “Disciplina que estudia y expone, de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado y que constituyen el desarrollo de la humanidad desde sus orígenes hasta el momento presente”.

Constituir el desarrollo de la humanidad desde sus orígenes hasta el momento presente, eso fue lo que hicieron las gurisas de Hockey Femenino categoría sub 21. Quizá no se han dado cuenta de lo que lograron, pero dejar a un equipo que tenga el color celeste, grabado para siempre en las páginas y retinas de un país y del mundo entero, no es para cualquiera. Por eso puse énfasis en buscar ésta definición y hacer entender a estas chicas, lo que han conseguido, ya que como he dicho varias veces, ponerle el hombro al Uruguay no es solo agarrar una pala y salir a laburar 8 horas, a veces también se trata de agarrar un palo de hockey y salir a comerse la cancha, anteponiendo la bandera uruguaya ante cualquier situación o rival. 

Las “Cimarroncitas” participaron en el Panamericano de Chile, donde salieron segundas, consiguiendo así, pasaje directo al Mundial de Sudáfrica por primera vez en la historia del hockey Nacional.

Quiero remarcar la garra de éste grupo, que unidas nos dejan en lo más alto y no solo eso, sino que hacen del hockey, algo más que un mero juego, destacando la unidad y los valores que se transmiten en cada charla, en las prácticas y en cada abrazo de gol que se dan. Por esto y por mucho más repito, la juventud no está perdida, quizá si un poco dormida, pero éstas gurisas ayudan a sacudir un país a despertar para un sueño, demostrando así que la palabra imposible, a veces sobra.

Belén Barreiro es una chica de 21 años que estudia y hace lo que más le gusta que es jugar hockey, aparte de eso tuvo el placer de anotar el gol que nos dio ese pase al Mundial. Lo más lindo es que no para, y que sigue correteando la bocha para dejar la banderita celeste, en lo más alto ¿La conocemos más?

– ¿Cómo empieza a gustarte el Hockey?

“Yo juego desde que tengo 3 años, ya que en el colegio donde me formé a en Montevideo, IvyThomas, las disciplinas que se hacían era el hockey para las chicas y fútbol para los varones. Desde ahí pude aprovechar lo que es este deporte y estoy agradecida de haberlo arrancado a temprana edad, porque capaz que si comenzaba más tarde no llegaba a ser la jugadora que soy hoy en día”. 

– ¿Cómo te organizas entre el estudio y el deporte?

“Eso es todo un tema, porque a veces tengo que priorizar el deporte y por momentos el estudio. Igualmente creo que me puedo ir haciendo el tiempo para las dos, por ejemplo, en la tarde voy a facultad (estudio Fisioterapia) y de noche hago Hockey. De mañana a veces estudio, voy al gimnasio o salgo a correr, aunque a veces cuesta ya que por momentos dejas de salir con amigos porque tenés práctica o partidos. Pero son elecciones que estoy feliz de hacerlas y cómo puedo la voy llevando”. 

– ¿Qué haces en tus tiempos libres?

“Trato de hacer un poco de todo, juntarme con amigas o con mi novio. También trabajo, hago arbitraje los fines de semana y dirijo a unas chicas en una escuelita de hockey de mi club, niñas de cuarto a sexto de escuela y a una sub 14. Trato de llevarla entre trabajo, estudio, deporte y vida social”. 

– ¿Cómo fue ese momento cuando te enteraste que ibas a estar en la Selección de Hockey?

“Este proceso del sub 21 comenzó en el 2019 y surgió la posibilidad de irnos a China, ya que la Secretaria Nacional de Deportes hacía esos intercambios en ese momento. Ahí nos invitaron y estuvimos entrenando un mes y medio en China que fue una muy buena experiencia, parecía que éramos jugadoras de élite, porque nos levantábamos y lo único que hacíamos era entrenar, comer y dormir. También llevábamos la facultad a la distancia como podíamos, pero fue una experiencia increíble, donde comenzó el proceso. En el 2020 el COVID nos hizo hacer una pausa y estuvimos entrenando por zoom un poco, hubo mucha desmotivación en ese camino. Como grupo de amigas que somos tratamos tirar todas para el mismo lado, apoyándonos las unas a las otras y atravesar ese momento lo mejor posible. El año pasado se levantó un poco más todo, y a mediados de este año volvimos a entrenar con todo el cuerpo técnico y las compañeras. Tuvimos dos meses muy intensos para éstetorneo, porque la verdad entrenamos unas diez semanas y se hizo lo que se pudo, entrenamos a lo loco y por suerte salió bueno”. 

– Metiste el gol que nos dio un pasaje histórico al Mundial ¿Qué sentiste en ese momento?

“La medalla Panamericana es una cosa de locos, es algo que toda jugadora de hockey desearía tener en su vida, en realidad una medalla de cualquier tipo de torneo, pero más un panamericano, donde te enfrentas con potencias. En breves voy a enmarcar esa medalla para tenerla en mi cuarto. El hockey uruguayo necesitaba un salto de ésta inmensidad para que nos empiecen a conocermás, porque mucha gente no está ni enterada, mucho menos de que hay una sub 21 que estuvo jugando en el Panamericano. Nosotros lo vivimos después del partido, que nos empezaron a conocer un poco más y está bueno para tener más apoyo. Quizá no se sepa, pero nosotros nos pagamos todo, desde el alojamiento, las comidas, el equipo y más, por eso antes de los torneos hacemos actividades para juntar plata. Este año hicimos clínicas para niñas chicas, también vendimos cuellitos deportivos y tapa bocas. Siempre necesitábamos un poco de apoyo para poder hacer más ameno el viaje porque también es cansador hacer todo esto y no tener la cabeza en el torneo, pero son cosas que tenemos que hacer para poder viajar. Estamos muy contentas porque ahora el hockey se va a conocer más y la gente nos va a ver más”. 

– Hiciste un gol histórico a Estados Unidos que nos colocó en el Mundial ¿Qué sentiste?

“Sí, la verdad que como bien dijiste fue histórico, hasta el día de hoy no caigo. En el gol, en la ronda antes del corto, las chicasdijeron “es de belu” y ahí dije “si, es mío” y cuando estaba en posición para tirarlo, estaba confiada. Fue el primer corto que tiré en todo el torneo y termino en gol, me tenía mucha fe. En mi club estoy acostumbrada a arrastrar, pero obviamente un gol, en un Panamericano y en una semifinal, es algo único. Cuando logritamos, no podríamos creer, de hecho, hay una foto de una compañera agarrándose la cabeza, no pudiendo creer lo que vivíamos. Cuando me iba trotando a la mitad de la cancha no podía creerlo. Después, cuando quedaban pocos minutos, miraba el reloj y no pasaba el tiempo, fueron los 5 minutos más lentos de mi vida. Sufrimos hasta el final, pero fue un partido del que jamás me voy a olvidar”. 

– ¿Te pasó de bajonearte en algún momento?

“Si, como deportista a veces te pasa que estas desmotivada, ya sea porque estás sobrepasado de entrenamiento o te saturas. Pero la verdad es que el grupo humano que tenemos es divino, nos encanta jugar juntas y no somos solo un grupo de compañeras, sino que amigas. Cuando una se bajonea, la otra te levanta y eso es lo lindo, que cuando llegamos al entrenamiento siempre hay alguien con una sonrisa, con un “estas bien” o “que te pasa” y eso es lo bueno, que sabes que hay alguien que te apoya siempre”

– ¿Qué les decís a las nenas que recién comienzan en éste deporte?

“Les diría que entrenen, que disfruten de éste deporte que es divino. Jugar en equipo es lo más lindo que puede haber y si uno entrena duro, las recompensas llegan. No hay que bajar los brazos y no conformarse, que sigan hasta donde deseen que las cosas llegan y van a tener satisfacción de ese largo camino transitado”

Así pasaba Belén por El Este, demostrándonos el esfuerzo que existe detrás de una medalla. Es lógico que sintamos que ganamos todos, que tengamos ese fanatismo y sentido de pertenencia al momento de entrarnos que, unas chicas nos dejaron en lo más alto a nivel internacional. Pero acá no ganaron solo ellas, ni nosotros, que a la distancia de repente, nos comienza a gustar el hockey, acá ganó esa señora, esa madre que en su momento les compraron un tapa boca o un cuellito. Tenemos que entender que gana quien apoya, y hay que despertar, ya que a veces es más fácil echarle la culpa al gobierno, que ir, averiguar qué están haciendo las gurisas para poder costear sus gastos, y colaborar. No va a ser un simple tapabocas para prevenir el Covid, va a ser la ilusión de un país que espera expectante esa participación en Sudáfrica.

Y gracias Belén, porque nos enseñaste que en la vida no todo es con soberbia o desesperación,sino con fe, la misma que te tuviste al momento de empujar la bocha al fondo de la red.

2 Comentarios

Anónimo 6 de septiembre de 2021 - 21:15

Preciosa nota!!felicitaciones

Anónimo 6 de septiembre de 2021 - 15:58

I love your blog.. very nice colors & theme. Did you make
this website yourself or did you hire someone
to do it for you? Plz respond as I’m looking to construct my own blog and would like to
find out where u got this from. many thanks

my webpage – หวยออนไลน์

Los comentarios están cerrados.

Publicaciones relacionadas