Diario El Este

Inicio De Interés Valentina, la chiquita que nació con el corazón en el lado inverso y del revés. Su vida depende de 44 mil dólares

Valentina, la chiquita que nació con el corazón en el lado inverso y del revés. Su vida depende de 44 mil dólares

por Karina Caputi

Sus padres perdieron, cinco años atrás a su primogénita y ahora enfrentan el desafío de salvar la más pequeña

Christian y Adriana, son un pareja residente en Salinas, donde más allá de la pérdida física de Josefina, siendo aún bebé, dicen percibir su luminosa energía.

Es que “Jose”, como le llaman amorosamente, fue la primogénita de esa pareja que debió atravesar una de las peores tragedias para cualquier padre; la pérdida de su niña.

Josefina había nacido con una deficiencia cardíaca, y debió ser intervenida quirúrgicamente en dos oportunidades. En la segunda de estas cirugías, su organismo no logró superar el posoperatorio, falleciendo hace actualmente, cinco años.

Mientras transitaban un duelo devastador, Christian y Adriana recibieron la noticia, tiempo después, que serían nuevamente padres, por lo cual, manteniendo a Josefina en ese indeleble lugar reservado desde ambos corazones, tomaron fortaleza para darle la bienvenida a la pequeña Agustina. La niña nació sin ninguna afección y hasta hoy, con poco más de cuatro años de edad, se ha desarrollado saludable y colmada de vitalidad.

Sin embargo, la vida los enfrentaría tiempo después a una prueba sumamente difícil; una especie de Deja- vú que se resisten a repetir. Hace 17 meses, Adriana dio a luz a Valentina.

Ya en la primera ecografía, los resultados no eran del todo alentadores, por lo cual, basados en los antecedentes experimentados con Josefina, procedieron a realizarse, por precaución, otros estudios. A la semana 24 de gestación, les informaron que la niña nacería con una de las peores cardiopatías existentes. De inmediato se pusieron en contacto con el cardiólogo que había a la primogénita, quien les sugirió que viajaran a Argentina, debido a la complejidad de la afección.

De todos modos, ambos padres, informados sobre los cambios que sufre el corazón en tiempos de gestación, cuyos cambios pueden devenir en mejores resultados, aunque también todo lo contrario, procedieron, colmados de esperanza a practicarse una nueva ecografía; los diagnósticos, lejos de calmar la angustia, la agravó, dado que fueron peores que los iniciales.

Igualmente, Adriana se resistía a volver a transitar caminos dolorosos ya vividos, por lo que, en la búsqueda de una segunda opinión, decidieron consultar al Dr. Roberto Canessa. Este experto cardiólogo pediátrico, advirtió lo que hasta el momento, había pasado desapercibido; Valentina tenía el corazón, no sólo en el lado inverso, sino vuelto hacia atrás.

Más allá de lo impactante de la noticia, por tratarse de un caso tan inusual, existía cierto alivio, dado que, al cambiar el diagnóstico, la primera intervención quirúrgica, que debía practicársele a Valentina a los pocos días de vida, ya no era necesaria.

Debido a que los consultados eran dos de las eminencias más destacadas de nuestro país, y habían presentado dos diagnósticos diferentes, el médico de cabecera no pudo inclinarse hacia ninguno de los dos, por lo que  les recomendó viajar a Argentina, para llevar adelante nuevos estudios. Hacia allí se trasladaron verificando que el diagnóstico ofrecido por el Dr. Roberto Canessa, exactamente, era el correcto.

Valentina junto a sus papás, su hermanita mayor y sus perros, Sol y Bruno

En el vecino país, se realizó, por el caso de Valentina, un ateneo médico, donde se les trazó a los padres una hoja de ruta, con pasos determinados a seguir, en medio del proceso.

Si bien la niña  no tenía la cobertura del Sanatorio Americano, su nacimiento se produjo en el mencionado centro asistencial, debido a lo complejo del cuadro, y una vez llegada al mundo, por 24 horas se mantuvo en terapia intensiva, con cuidados neonatales controlados.

Valentina nació con varias cardiopatías, pero no fue necesario realizar una primera cirugía, pensada inicialmente, sino dar otro delicado paso; que permitiría transformar la cardiopatía de la niña, en otra menos riesgosa, aunque, igualmente crónica, pero con la cual podría convivir.  

La situación a la cual se enfrentan estos padres, radica en los antecedentes, no solo propios, sino del único médico capaz de llevar adelante esta intervención en el cuerpo de Valentina.

“El profesional encargado de esto, si bien es uruguayo, está radicado en Chile, y el centro asistencial lo contrata puntualmente para este tipo de operaciones. Con la pandemia, él no está viajando con frecuencia, por lo que, cuando viene a nuestro país, unas dos veces al año, realiza cirugías por lote, para poder optimizar el tiempo. El tema es que la última vez que estuvo en Uruguay, los resultados no fueron buenos, ya que de cuatro operaciones que practicó, una tuvo como desenlace el fallecimiento del paciente” dice Adriana, quien agrega que, con el fallecimiento de Josefina, cinco años atrás, necesitan garantías.

Aunque totalmente agradecidos con los médicos uruguayos, estos resultados previos, son la  razón por la cual decidieron viajar a Argentina. “Nos han dado mucha fuerza, y tienen una energía hermosa, pero Uruguay sigue muy atrasado en algunas cosas. Para ponerte un ejemplo, cuando “Jose” falleció, cinco años atrás,  hacía un mes que había llegado a nuestro país un ECMO, un equipo específico de oxigenación por Membrana Extracorpórea, y sin embargo, recién hace dos meses que el mismo está en funcionamiento. En Uruguay existe únicamente ese, mientras que en Argentina, hay cinco, solamente en el Instituto donde se le practicaría la intervención a Valentina” agrega su madre.

Como en tantas otras ocasiones, estos padres apuestan a la solidaridad de la población para reunir los 44 mil dólares que les demanda cubrir la riesgosa operación y el complejo posoperatorio.

“De la calidad de esta operación, depende la vida de Valentina” manifiesta Adriana.

Otro de los aspectos que también se han tornado decisivos para resolver cubrirse con las mayores garantías, es que ya les han planteado, que muy probablemente, en un futuro, la niña requiera un trasplante de corazón, y entre tanto necesitan ganar tiempo. “No es lo mismo conseguir un corazón de adulto, que un corazón de bebé”, manifiesta.

Si bien reconoce que la decisión costó enormemente, saben que la tranquilidad de ofrecer a su pequeña, todo lo posible para ganar calidad de vida, es la prioridad.

Adriana se adelanta a los agradecimientos con todos quienes puedan aportar cualquier apoyo; gratitud que mantendrán permanentemente.

“Lamentablemente no tenemos los medios económicos y nos vemos forzados a pedir la colaboración de todos, ya que los gastos de la operación e internación ascienden a 44.000 USD. Necesitamos el aporte de todos, y por más mínimo que lo sientan, nos ayudaría a alcanzar la cifra que hoy nos resulta imposible afrontar”.

Para poder hacer efectiva esta ayuda, se lanzó una campaña solidaria en redes sociales “juntosconvalen” al tiempo de abrirse una cuenta en el Brou CA $ 110377774-00001,CA US$ CA $ 110377774-00002, cuenta Redpagos 75726 “juntos con valen”, cuenta Abitab 117285 “juntos con valen” y paypal: paypal.me/juntosconvalen.

“Tenemos toda la esperanza puesta en que este sueño sea realidad, y estaremos eternamente agradecidos por contar con la ayuda de la sociedad”.

7 Comentarios

Anónimo 23 de julio de 2021 - 03:39

Y donde donde dice cómo hacer para ayudar ?

Respuesta
Anónimo 23 de julio de 2021 - 08:42

Dice dónde hacer el aporte. Lee hasta el final. Saludos

Respuesta
Anónimo 23 de julio de 2021 - 10:45

“cuenta en el Brou CA $ 110377774-00001,CA US$ CA $ 110377774-00002, cuenta Redpagos 75726 “juntos con valen”, cuenta Abitab 117285 “juntos con valen” y paypal: paypal.me/juntosconvalen”

Respuesta
Anónimo 22 de julio de 2021 - 21:54

Todos a ayudar a esta familia y sobre todo a Valentina.
Mucha suerte familia.

Respuesta
Anónimo 22 de julio de 2021 - 19:59

SUERTE

Respuesta
Anónimo 22 de julio de 2021 - 19:46

Ojalá salga todo bien

Respuesta
Anónimo 22 de julio de 2021 - 19:19

ESPEREMOS QUE TODOS PODAMOS COLABORAR .Y ASÍ AYUDAR A VALE . TENER UNA VIDA NORMAL .FUERZA Y ADELANTE

Respuesta

Dejar un comentario

Publicaciones relacionadas

Escucha "VOCES" con Oscar González Oro en EL ESTE