Diario El Este

Inicio Opinión “¿Y si…?”

“¿Y si…?”

por Damián Muñiz

Escribe: Clr. Pablo N. Bincovich

Counselor y Docente ECP

Solemos andar por detrás de nuestros reflejos e ideas. Aquel día, mientras pivoteaba en su silla afuera la lluvia caía, no podía dejar de pensar en todos los lugares en los que le gustaría estar. Menos ahí. Solamente había un testigo que se reía desde lo alto de la pared… tic tac… Un reloj, “ese” reloj de mierda que según creía, solamente contaba las horas perdidas.

Hace unos meses se estrenó una nueva serie animada de Disney: “What if…”. Qué pasaría si los principales momentos de una historia, ocurrieran de manera diferente. Qué ocurriría si al igual que Walter Mitty, sacamos de adentro de nuestra cabeza nuestros sueños, y los empezamos a vivir. ¿Tan trágico sería… cambiar eso que no me hace bien y no me deja ser yo? Hago una pausa. Observo al cursor titilar, trato de imaginar las voces de cada uno de ustedes llenando este espacio. Y sí, lo imagino, porque nada del acontecer humano nos es ajeno. Hablo de esa sensación de bienestar que nos produce compartir, de esa tibieza que se siente en el pecho cuando nos mantienen una mirada sincera, cuando nos escuchan sin prejuicios. Todos alguna vez no nos animamos a algo, y todos alguna vez sí lo hicimos. Es una danza que marca y acompaña el pulso de nuestras vidas. Hay quienes piensan que ni la muerte es tan trágica, pero vamos más cerquita, no nos definamos por lo trágico que supone intentar, sino por el bienestar profundo que activa animarse.

¿Y si…?

Entre licencias, maquetas y el creativo desorden que suele caracterizar a quienes inventan, el arquitecto y profesor Richard Fuller, nos dice que no es posible cambiar las cosas luchando contra la realidad. Que para que podamos cambiar algo, tenemos que construir un modelo nuevo que deje obsoleto el modelo existente. Es decir, no luchemos contra la realidad, o por lo menos no tratemos de investirla, sino más bien… creemos una. Pero al igual que los monos que van de rama en rama, la sociedad y nosotros, quienes la componemos, necesitamos pasar de creencia en creencia, de modelo en modelo. Actualizar nuestros pensamientos, y así nuestros hábitos.

A través de las preguntas podemos ver el momento en que un paradigma deja de estar en vigencia, pues por sus grietas comienzan a emerger las nuevas necesidades, generando un momento de transición y sombras, en donde un paradigma se solapa con el siguiente y las hipótesis y las teorías batallan.

“Animarnos a” tiene varios aspectos, y si bien hay distintas disciplinas que pueden llegar a mencionarlos, hablo de nuestras experiencias, constructos, creencias, hábitos, de la manera en que miramos el mundo. Aspectos nuestros, que fueron concebidos, construidos, armados para poder con las necesidades de un determinado momento.

Hoy en día estamos sobre ese momento interparadigmático, y en esta coexistencia, surge más sombra, que luz. Porque estos dos paradigmas son funcionales a las necesidades de hoy. Pero como los monos, sino pasamos a la siguiente rama, o se parte y el golpe existencial nos desorienta o quedamos en el medio, en un loop de desgano rumiante, de desmotivación y de una desvaneciente sensación de que poco a poco perdemos el control.

Hace tiempo que se están acumulando las preguntas acerca del peso del día a día, acerca del entorno laboral, de hecho, la gestión del mundo organizacional llegó a su límite. Las preguntas rebalsan de los anotadores, los expertos cobran fortunas por consultorías parasitarias y las personas día a día caminan hacia sus trabajos cada vez con menos ganas.

Desde un lado, y parece que muy lejos nuestro, la ciencia mecanicista y reduccionista. ¿Ni idea? Sistemas calculables, métodos de crianza y enseñanza -en principio inocentes y heredados-, que marcaron nuestra manera de ver el mundo, basada en premisas, jerarquizables, controlables, traducidas a una semántica sensación de estabilidad. Del otro lado, una visión holística y de incertidumbre, que tiene en cuenta los fenómenos caóticos, incluso afirmando que el caos tiene una lógica interna. Vamos a lo cotidiano, personas cercanas que se van de los circuitos de trabajo convencionales, para trabajar por su cuenta. Padres que no entienden cómo los hijos están mal en una empresa en donde no pagan lo que corresponde, en donde el maltrato es el lenguaje básico, y en donde la antigua creencia de que un trabajo es para toda la vida, hace tiempo ya que solo es una idea fantasmagórica que se niega a desaparecer. Muchos más ejemplos pueden componer el párrafo anterior. Pero hagamos algo más fácil, imaginemos a una persona que se anima a hacer algo que nosotros mismo NI EN SUEÑOS haríamos. Saquemos las etiquetas prejuiciosas de irresponsables, cómodos. De hecho, hagamos memoria si en el trayecto de nuestra vida ese que se animó a soltar, esa que se desató, esa que la mirada ajena la paralizó. Ese que no puede romper un molde… muchas veces no fuimos o somos nosotros mismos. Los conceptos como inestabilidad y cambio, frente a las ideas de permanencia, equilibrio y control, parecen abismalmente opuestas. Pero hablamos de dos ideas que muchas veces conviven en una misma cabeza. Entre estos dos tipos de ideas radica el problema, no se puede tener un pie sobre cada manera de pensar, construir, gestionar, porque en el tira y afloje estamos nosotros mismos. Si creemos en un paradigma mecanicista, surge un pensamiento dicotómico, basado en los opuestos excluyentes. Es decir, las cosas se hacen de una manera porque una vez funcionó y como dice el lema mandaloriano: “this is the way”. Cuando te desconectas de vos mismo, ya no te tenés a vos mismo.

3 Comentarios

Anónimo 24 de noviembre de 2021 - 20:52

Esta columna, como la de la semana pasada, nos «empuja» hacia el pensamiento libre y nos invita a considerar nuevas perspectivas.
Excelente!

Anónimo 25 de noviembre de 2021 - 06:51

Gracias. está nota me acompañó con el café de la mañana, en un momento de mi vida en la que me decidí justamente a oír ese «what if?»

Anónimo 25 de noviembre de 2021 - 19:53

Excelente trabajo…

Los comentarios están cerrados.

Publicaciones relacionadas